Ya vi Sweeney Todd!!

Ay si! que interesante post, creo que muchos han dedicado sus post a la pelicula a mi me gustó, no fue ni menos, ni más de lo que esperaba, es a lo que burton nos ha acostumbrado, bién hecha, estética, dramática, romántica, con sangre... que parecía pintura Vinci, de esas para cartel.
Elena BonhamCarter, perfecta, valla que a esta mujer le quedan los papeles de loca, la verdad, creo estar enamorada de ella.
Jhonny Deep, bién. No sorprendió, solo hizo lo que sabe hacer, de hecho hubo un momento en el que vi a Ed Scissorhands en la pantalla.
Hablando de Jhonny... ¿Alguién más notó que se parecía un chorro a Davey Havok?
Ok, Davey es medio galletón... pero pues yo igual le doy.

Salí de la pelicula con ganas de tener una amor así, fuerte y enfermo.
De tener un novio psicologicamente inestable y muy bién parecido.
De besar a Elena Boham Carter.


Luego se me pasó, bueno, aún quiero besar a Elena, pero eso queda entre nosotros.

Y ya....

Fin.


Pd. Hoy ví en La Ley y el Orden Unidad de Victimas Especiales a una chavita que tenía en sindrome de Williams o algo así (No recuerdo el sindróme) pero cada que terminaba de decir algo decía "The end". Así como yo, que shock.

4 comentarios:

Raven Arrowheart dijo...

Ah no mames, cuando termino de decir algo, en mi mente siempre remato con un "Eat That Shit!"...


ya no vuelvo a ver "Superbad"...

Su Mero Valedor dijo...

Pues yo acabo de descubrir tu blog y lei esta entrada ojala lo veas y te comento que no puede ser el sindrome de wiliams ya que este se caracteriza por una distintiva apariencia facial “élfica”, junto con un caballete nasal bajo, un comportamiento inusualmente alegre y tranquilo ante desconocidos, unido a arrebatos impredecibles, retraso mental unido a una facilidad poco común en la adquisición del lenguaje, pasión por la música y problemas cardiovasculares, tales como estenosis aórtica supravalvular e hipercalcemia transitoria.

El síndrome de Williams comparte algunos aspectos con el autismo, como la dificultad en comprender el estado mental de sus interlocutores, aunque hay personas con el síndrome de Williams que por lo general poseen habilidades sociales muy buenas, por lo que se le ha llamado en ocasiones “síndrome del guateque”. Temple Grandin, autora de Pensar con imágenes: mi vida con el autismo, ha afirmado que las anomalías en el cerebro de quienes padecen el síndrome de Williams son contrarias a las del autismo.

The end!

Miss K. Braineater dijo...

Que asotado... XD y si era sindrome de Williams, por que la chavita era testigo de un crimen en el cual tenpia que identificar la voz de el agresor de su madre.
Fin XD

Ángel Ramos dijo...

ame a mrs. lovett