Descripción de una escena vespertina

Percibí ese olor, un olor nauseabundo, el olor a marginación. Sentí una presencia detrás de mi, era un hombre, un hombre maltrecho,un vagabundo, llevaba solo unos pantalones cortos y una playera sucia, sus pies completamente desnudos, llenos de llagas. Su rostro, es tan dificil describir sus rostro, su tez morena, completamente desproporcinada y grotesca, pequeñas ulceras cubrían su rostro.
-Seguramente sífilis, pensé.
Se acercó a mi y me pidió dinero, respondí que no.
-Lo pagará con Dios, respondió.
-Si Dios realmente existiera, tu no vivirías, respondí en voz baja.

Silencio

Me alejé, en busca de un autobus o un taxi que pudiera llevarme a casa, crucé la calle.
De nuevo ese olor. El sujeto había cruzado la calle, en su mendigar continuo, me di cuenta que no es capaz ya de recordar rostros, me volvió a pedir algo de dinero. Al obtener esa negativa de mi parte fue hacía un pequeño puesto de dulces, en el cual se encrontraba una anciana, que pelaba unas naranjas, la cual, inmediatamente empuño el cuchillo y lo corrió de su puesto.
Siguió mendigando ese hombre maltrecho, cruzó dos veces la calle. Caminó en circulos por mucho tiempo.

La noche había caído.

4 comentarios:

KE+DA dijo...

Al igual que tú no acostumbro dar dinero a ese tipo de gente.Ni hablar, dirán que soy un tal por cuál pero así soy y no me arrepiento de serlo.

En contraparte tengo un amigo (El Gozador)que a cualquier persona de ese tipo que le pide dinero sin chistar se los da."Es que pobrecillos, me dan lástima" dice el wey. Me caga eso.

fluke dijo...

No se que decir acerca de tu post, no mucha gente expresa (yo soy uno de ellos) las emociones que los sincasa nos provocan, a veces por vergüenza de no poder ayudar, otras, simplemente por el asco que nos provocan, aun así no entiendo el motivo de tu post, ni que quisiste decir contando lo que te pasó, quizá busco demasiada explicación en las cosas, quizá fue solo algo que pasó.

Quizá esté bien, quizá este mal, ¿quién soy yo para juzgar?

fluke dijo...

Quizá te gustaría ver el episodio de southpark sobre el origen de los mendigos.

Te aclarará muchas dudas... y te reirás un poquillo... y quizá los odies un poquito menos por que al verlos de nuevo te acordarás de cuanto te reiste.

Saludos.

Ciaito.

carlosasecas dijo...

Todos somos indigentes que erramos sin sentido alrededor de nuestras tentativas y eternas dudas... perdón: es el chemo que me hace decir cada pachequez.
Pido (y doy) un abrazo de limosna...