De mails, amores y demás

Comienzo a pensar que mi mala suerte en la vida y el amor se debe a que no respondo las cadenas que caen en mi e-mail, bueno, ni siquiera me tomo la molestia de leerlos y los mando dicetamente a la basura. Quizás me he perdido de una serie de bendiciones que pudieron haber llegado a mi vida haciendola feliz y prospera.
Quizás si era cierto aquello de los siete años de mala suerte, y que al reenviarlo el amor de mi vida magicamente encontraria mi telefono y me llamaría pidiendome que fuera su princesa y vivieramos felices por siempre.
Talvez hubiera podido evitar muchos accidentes, de haber enviado el e-mail que advertía de los peligros del horno de microondas, o de las butacas del cine con SIDA, de la tipa que quedó quemada despues de un accidente con cierto sujeto ebrio, Podria haber advertido a las masas de los pollos mutantes de KFC o difundido la palabra de Dios.
Pero, va contra mi naturaleza hacer algo de semejantes caracteristicas, asi que, creo que está bien, todo por mi ( y su), salud mental.

3 comentarios:

fluke dijo...

esta vez no he entendido nada...

Raven Arrowheart dijo...

cual de nosotros tres (ebrios) pinche K.?


el ebrio N°1 (Angel)
el ebrio N°2 (Juan)
el ebrio N°3 (Yo, Raven)

Ya no se puede ser un ebrio sin que le echen a uno la culpa de todo me cae... snif.

Miss K. Braineater dijo...

Raven: Los tres
Fluke: Creo que nadie entendió nada.