Relato de un tokin metalero

El sabado fui a un tokin metalero, de esos que aveces organizan por estos costeños lugares, fui sola, sabía que tenía que encontrar rostros familiares.
Llegué al lugar, un salón mas o menos grande, llovía. Pasé a la puerta donde una chica vestida completamente de negro me recibió amablemente.

-Son cuarenta pesos
-Va

Saqué un billete de devaluados cien pesos.

-No chava, no tengo cambio
-Ejm... ¿En serio?
-Sí, no traes los cuarenta pesos
-No, no traigo, solo traigo como quince, ¿Como le hacemos?
-Hum... pues mira, es que solo tengo setenta pesos
-Ya estás, te doy ciento diez y me das los setenta, ¿Va?
-Bueno

No hay mas palabras, se aparta de la puerta y me deja pasar.

Entro al lugar, busco caras conocidas.
Efectivamente las encuentro, los jarcoreros locales y demás afiliados se encontraban aplastados en una esquina.
Tenía tanto tiempo que no iba a un tokin metalero que se me había olvidado que se sentía, gente greñuda por todas partes, gente nefasta por todas partes (No se me ofendan, pero la neta si son medio nefastos), muchos gorditos con playeras de Iron Maiden y chelas en la mano.
El escenario tenía una reja, por eso de que se nos ponen medio rudos los muchachos. Y en el techo habían globos colgando, sí, globos. Color rosa.
Imagino que restantes de alguna otra fiesta, o quizás los colgaron para enfatizar su maldad.
Tocaron de todo, heavy, que es practicamente el unico tipo de metal que puedo digerir y comprender.
Y otros generos indecifrables.
Le tomé fotos a la hermana de oso, que toca el violín, una chavita de 15 años, con un cabello largo, muy largo y negro.
Creo que era la vieja mas buena de el lugar, bueno, luego llegó una chava de rosa que opacaría completamente mi belleza, a lo que corrijo: Creo que era la vieja de negro mas buena del lugar.

2 comentarios:

esclavo del infierno dijo...

jajaj nefasto

se escucha bien

Anónimo dijo...

Hace mucho que me gusta leer tu blog, no tengo uno propio y mucho menos ganas de iniciar uno.

Me caes bien, he venido conociendo parte de ti desde el año pasado, nisiquiera recuerdo como fue que di contigo.

Pero si puedo decirte que hay ocasiones que con leer un post tuyo haces mi día.

Seguro te da igual, pero no pierdo nada con decirte que tienes una admiradora en el DF.

Saludos...