Ayer desempolvé el cajón de los recuerdos, que no es un cajón propiamente, es más como la esquina del librero, donde hay una caja con bocetos, posters, cuadernos, escritos.
Fue el día de la nostalgia, después de ojear por largo tiempo los posters que había hecho en mis primeros meses de escuela, no pude dejar de pensár en lo mala que era.

-¿Qué demonios es esto?
-¿En que estaba pensando?

Así pasaron horas de autocrítica, y ahí lo encontré.

El clasico cuadernito de recuerdos de secundaria. Color rosa, todo cursi. De esos de hello kitty con pasta dura y hojas ilustradas, del mismo rosa pastel, que ahora me resulta poco soportable.
Yo y mis cursilerias pre adolescentes.
Lo abrí y leí los recuerdos que me escribieron muchos de mis compañeros, incluso algunos a los que llegué a llamar amigos.

Recuerdos, de aquellos primeros besos y de escapes de clase suicidas. De los prefectos que hacían que me despintara las uñas y me recogiera el cabello. De las risas provocadas por el payaso de la clase, de tareas prolongadas hasta la noche, con pedazos de pizza amenizados por los Red Hot Chilli Pepers, O las claves de tomb rader.

Recordé mi lapicera de aluminio, que sonaba cada que caminaba. Y a las otras niñas que rellenaban sus brasieres en el baño con papel higienico.
Los letreros que rezaban que cierta fulana del 3° D era una puta, o de lo mal que se veía alguien en falda.
Todo siguió rondando mi mente, por algun par de horas, hasta que volví a cerrar mi libreta rosa, llena de letras escritas con lapiceros de colores.

Y eso que he dejado de ser cursi.

4 comentarios:

Fire_tony dijo...

Jaja, yo el otro día me la pasé también recordando pero más atrás. Como por la primaria, jaja, qué tiempos.

condenados ala miseria dijo...

jajajaa eso fue cursi para uno pero quien sabe

fluke dijo...

Es todo una mentira, no has dejado de ser cursi, solo te avergüenzas de serlo y por ello lo ocultas.

Por cierto, ser fan de hello kitty no es ser cursy, yo soy cursi, y hello kitty me da ganas de vomitar, casi tantas como barney o los teletubbies.

Ser cursi es más como... "te escribí un poema ayer por la madrugada porque no podía dejar de llorar ni dormir de lo mucho que te extraño"... si, a veces el ser cursi tiene mucho de ser obsesivo, y todos aquí sabemos que lo eres y mucho.

No mientas y reconoce tú verdadera forma, es como ser nerd, aunque seas adulto, guapo y sin un solo barro ya, siempre serás el pequeño enano devorador de libros.

Siempre serás tú.

Miss K. Braineater dijo...

Aguien tiene que leer "Sarcasmo para principiantes".